jueves, 6 de junio de 2013

JUGAR AL RANGO

Fuente

Uno de mis juegos preferidos en la infancia, al que jugaba y volvía a jugar, y volvía a jugar... en distintos lugares, y con otros chicos. Me divertía muchísimo cada nuevo compañero que saltar, cada nuevo desafío. Como me gustaba y lo jugaba mucho, me salía muy bien, había adquirido una gran habilidad. 


Fuente

Recuerdo la velocidad y la liviandad con que pasaba por encima de ellos, apenas apoyando las manos, sólo para impulsarme hacia adelante para seguir corriendo y prepararme para el próximo. ¡Cada vez más alto! 

Fuente

Mi peso (escaso, por otro lado) se deslizaba veloz y casi inadvertidamente por sobre las espaldas de los chicos, que se preparaban para recibir mi paso. 

Fuente

También me gustaba sostener, apoyar bien las manos sobre las rodillas y sentirme fuerte sobre el piso, para recibir los distintos apoyos, algunos leves y otros no tanto. Acomodarse a cada uno y la responsabilidad del recibimiento, era el desafío de este rol.

Fuente
¿Ustedes lo jugaban? ¿Lo recuerdan? ¿Recuerdan los compañeros, los lugares y las distintas sensaciones? ¿Lo siguen jugando? ¿Ven a los chicos jugándolo? ¿Lo conocen por el mismo nombre? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario