viernes, 26 de octubre de 2012

MECCANO

Cuando los jóvenes que hoy ostentan más de 50 años eran niños, jugaban (entre muchas otras opciones) con un juego de construcción llamado Meccano. Consistía en piezas metálicas planas con orificios que se unían entre sí por tornillos y tuercas. 

Cada caja contenía prolijamente acomodadas las partes que, siguiendo las indicaciones de un instructivo, conformaban objetos como grúas, aviones, barcos y otros según el modelo.



A las piezas se les sumaban las herramientas necesarias para ensamblar, como tornillo, destornillador o llave fija.


Fue patentado en Inglaterra en 1901 por Frank Hornby (Liverpool 1863-1936), quien también diseñó los trenes Hornby y las miniaturas Dinky Toys. La fábrica (Meccano Ltd.) fue fundada en 1908, y rápidamente comenzó a producir un gran volúmen, exportando a  Canadá, Australia, Nueva Zelanda y La India. La repercusión que tuvo el juego fue tan importante, que no se suspendió la fabricación durante la Primer Guerra Mundial. Posteriormente, se inició la fabricación en Francia, España y Argentina.

En nuestro país, la compañía Exacto Ltd.continuó con su fabricación hasta mediados de la década del 90.






Aquí les muestro un Meccano moderno y sofisticado, incríbleeeeee: Excavadora 

Los invito a conocer esta página, y a su creador, Ariel Verlatski, donde van a encontrar distintos modelos antiguos y modernos, planos para construirlos, videos y opciones para comprar e iniciarse en el mundo del Meccano.
Pueden ingresar haciendo click acá: Meccainfos


2 comentarios:

  1. Es por eso que la ingenieria se desarrolla para luego dar cabida a la electronica y la robotica.
    La verdad es que sigo creyendo que fué, es yu será una herramienta básica que da origen a la creatividad.

    ResponderEliminar
  2. El juego soñado en mi niñez. Algunos de mis amigos lo tenían, pero yo veía que no le sacaban el jugo suficiente. Mis padres me compraban otro juego apasionante, invento argentino creo, que se llamaba Rasti. Tenía varios Kits, ya que se compraban en caja o unas bolsitas que te permitían armar un modelo específico y que, luego de que me regalaran varios, llegué a tener las piezas suficientes para crear otro tipo de cosas. Eso sí, así como deseaba el Meccano, también ambicionaba los motores eléctricos de Rasti, sus ejes, engranajes, ruedas, cadenas, orugas, portapilas, etc. también las lámparas. Un sistema increíble que no entiendo como no pudo continuarse .
    Volviendo al Meccano, soñaba que alguna vez me regalaran al menos el Plastikano, una versión similar, pero en plástico. De este producto me enteraba por la publicidad en la revista Billiken que me compraban periodicamente. Tal vez de haber conocido mi deseo, mis padres me hubieran comprado el Meccano, pero creo que nunca llegaron a enterarse porque no lo dije. Estos juegos movilizaban mi creatividad e inventiva, y hoy soy un poco lo que soy gracias a estos juegos. Cuando veo a los niños jugando en el PC o sus derivados smartphone o tablet, miro hacia atrás y con nostalgia añoro aquellos juguetes y pienso en lo bien que harían cambiaran su intrés por estos juguetes. Creo que después de todo, terminaré comprándolo, aunque sea objeto de colección.

    ResponderEliminar